Elementos de la ruleta

Cuando Blaise Pascal decidió crear el juego de la ruleta, también conocida como la Rueda de la Fortuna, su intención era crear un tipo de juego donde brillara su condición equitativa, proporcionando probabilidades de ganar tanto para el mismo apostador, como para quien audita el juego.

El primer elemento que hace parte de la ruleta, naturalmente, es el mismo círculo en el que se integran los números del 0 al 36. Este círculo es conocido también como cilindro. El ordenamiento de los números (en sus respectivas casillas) acontece de la siguiente manera:

la ruleta

 

Junto a cada número inferior o igual al 18, debe existir un número superior al 18, y viceversa.

Esta regla tiene dos excepciones. Es decir, el lugar donde se ubica el 0, que viene acompañado por el 5 y el 10, ubicados frente a éste mismo.

Además, los números que son negros representan a aquellos donde la reducción de la suma de cada digito es par.

De ese modo el número 29 es negro, porque tenemos que 2 + 9 = 11; este 11 se convierte en  1+1= 2.

Esta regla no aplica a los números 10 y 28.

Naturalmente, en cuanto se clasifican los números negros, los restantes se convierten en los rojos.

La ruleta se divide a la mitad, trazando una línea imaginaria que va desde el extremo del 0 al del 5. En cada mitad deben estar ubicados los números que a su vez se convierten en las 3 docenas.

También es importante destacar que la numeración en la ruleta debe lograr que no existan más de dos números pares o impares ubicados de manera adyacente.

Esta distribución puede variar un poco, de acuerdo a si es una ruleta de tipo inglesa o americana. Toda esta “arquitectura” que reina en la ruleta es la que define las probabilidades de éxito a la hora de apostar. Ya que el orden y la estructura con la que se presenta la ruleta se ve reflejada de manera directa en lo que es el paño verde.

En dicho paño verde puedes escoger entre la primera, segunda o tercera docena, apostarle a un número específico, elegir entre las tres columnas de números, como también decidirte por un solo color, o bien, los pares e impares, el falta y pasa.

La bola y el sistema

El otro elemento clave, aparte de la estructura de la ruleta, es la bola. Se trata de una esfera de color blanco de un tamaño de dos centímetros. En otro tiempo esta bola era de autentico marfil. Hoy solo es un producto desarrollado por teflón.

Por otra parte, se refiere actualmente las ruletas operan con un sistema programado con el que empieza a girar. Existe un sensor que tiene la misión de permitir que la ruleta se mueva de manera estable, evitando que un desnivel obligue a que la esfera se ubique hacia un lado específico.

En otro momento, la esfera era lanzada directamente por la mano del crupier. Hoy en día, el crupier solo “lanza” la esfera tras activar un botón.