Ruleta americana y europea

Ruleta americana y europea. ¿Cuál es mejor para jugar?

Existen dos tipos diferentes de juego, la ruleta americana y europea. La más conocida entre ellas a nivel global y en el mundo del casino onlinea es, sin dudas, la ruleta europea. Esta es también conocida en ocasiones como “ruleta clásica” por ser la más tradicional. Pero en Estados Unidos, así como en gran parte de todo el continente americano, podemos encontrar la ruleta americana. Si bien tiene una modalidad de juego muy similar a la anterior, presenta unas pequeñas diferencias que detallaremos a continuación. Conocer estas diferencias será de ayuda al momento de decidir cuál ruleta es mejor para jugar, cuál presentará un ritmo de juego más ágil y sobre todo, lo que todos queremos saber: cuál de ellas presenta más posibilidades de ganar.

¿Cuál presenta más probabilidades de ganar?

mesa de ruleta

La ruleta americana y europea no presentan, a simple vista, grandes diferencias. Pero sí las tienen si analizamos algunas de sus reglas de juego y, sobre todo, su estructura. La diferencia principal radica en la cantidad de ranuras (espacios donde cae la bola), o podríamos decir también que en la cantidad de “números”. En el caso de la europea, encontraremos 37 ranuras, identificadas con los números del 0 al 36, siendo la mitad de ellos rojos y la otra mitad negros, a a exepción del 0 que se indentifica con el color verde. Sin embargo, en la ruleta americana encontramos una ranura adicional, que es la del doble 0, “00”, en color verde, dejando la cantidad de ranuras en 38, mientras que la cantidad de números rojos y negros no varia.

Esta diferencia, si bien al tratarse de un sólo número de más podría no parecernos tan significativa, de hecho lo es, por que implica que la casa tendrá una ventaja superior sobre el jugador, y por lo tanto, haya más probabilidad para el jugador de salir victorioso en la ruleta europea.

La ventaja para la casa en el caso de la ruleta europea es de 1/37, lo que es igual a 2.7%, y en el caso de la americana es de 2/38, representando un 5.26%. Para entender el alcance de esta diferencia, debemos pensar en la ventaja de la casa como una comisión que el casino nos cobra por cada transacción, independientemente de sí ganamos o no. Teniendo en cuenta que el juego de la ruleta se basa en constantes transacciones, la ventaja de la casa nos afectará de forma exponencial a medidas que jugamos, por lo que es un factor extremadamente relevante a tener en cuenta.

Es importante aclarar que los pagos por número acertados no difieren, por lo que no hay un agente decisivo en este aspecto. El pago tanto en la ruleta americana y europea es de 35 x 1,. Esto quiere decir que se paga $35 por cada $1 apostado.

Otra forma de analizar las ventajas o desventajas que conlleva la variación en la cantidad de ranuras es observando cuántas unidades perderíamos a medida que avanza el tiempo de juego.

Poniéndolo simple, si apostaramos $1 en la ruleta europea, luego de 37 giros, habríamos perdido en promedio 1 unidad. Pero apostando $1 en una ruleta americana, luego de 37 giros, habríamos perdido promedialmente 2 unidades. Por lo que estaríamos perdiendo casi el doble de dinero en la versión americana, que viéndolo con estas sumas no parece relevante pero sí lo es cuando lo ponemos en perspectiva. Si tardáramos 1 hora en perder $1000 en la ruleta europea, tardaríamos sólo media hora en perder la misma cantidad de dinero en la ruleta americana, algo para tener realmente en consideración a la hora de determinar cuál de las ruletas es mejor para jugar.

Diferencia en las reglas: cuáles son ventajosas para el jugador

Cómo lo comentabamos anteriormente, las reglas generales de la ruleta americana y europea son prácticamente iguales. De hecho, hasta el valor de pago de la casa es el mismo. Pero si existen, sin embargo, un par de reglas excepcionales, siendo una de ellas en la ruleta americana y la otra en la europea,. Estas permiten distintas ventajas para el jugador y es propicio tenerlas en cuenta a la hora de definir cuál de las dos versiones de ruleta es la mejor para jugar.

La primera de estas dos diferencias a la que haremos mención es la regla de la prisión, la cuál es una regla exclusiva de la ruleta europea. Ésta regla es relevante a la hora de defirnir cuál ruleta es mejor o más beneficiosa para un jugador, debido a que es una de las pocas veces en las cuáles el casino puede perder parte de su ventaja a favor de los clientes. Recordemos que de por sí, la ventaja de la casa es menor en la ruleta europea, entonces si le sumamos esta posibilidad de que en ocasiones la casa pierda parte de esa ventaja, se abré aún más la brecha de juego favorable al cliente en comparación con la ruleta americana.

ruleta europea

La regla de la prisión no se aplica en todas las mesas, ya que tienen que darse ciertas circunstancias de juego para que esta pueda ponerse en práctica. Depende también de las normas propias del casino, ya que en ocasiones, a pesar de tratarse de una ruleta europea, el casino puede decidir no ponerla en juego. Siendo honestos, no es tan fácil encontrar un casino hoy en día que la permita ya que todos lógicamente intentan sacar el mayor provecho económico del negocio y esto, como decíamos, beneficia al jugador.

El sentido de esta regla es muy sencillo y fácil de comprender. Lo que se hace es poner “en prisión” al cero de la ruleta, lo que implica que si la bola cae en esa casilla, perderemos únicamente las apuestas dobles que hayamos realizado. Pero no estaremos ganando ni tampoco perdiendo las apuestas simples, ya que estas quedan retenidas, de modo que si en la ronda siguiente, la bola cae en algunos de estos números, el dinero se libera o se recupera. Tengamos en mente que para la misma jugada en una ruleta americana estaríamos perdiendo el total de la apuesta.

Para citar un ejemplo y entender la aplicación de esta regla, pensemos en una jugada hipotética en el que se aplique la regla de la prisión con el siguiente escenario. Imagina que hacemos una típica apuesta exterior de apostar todo negro o rojo, o todo par o impar, por lo que estaríamos cubriendo 18 números de los 37 posibles. Dado esto, si el cero está en prisión, tendremos la ventaja de no perder la apuesta de manera automática. Si en el siguiente giro la bola cae en una de estos números que teníamos en “prisión”, lo de la vuelta anterior se nos devolvería de forma íntegra, como si esa apuesta no hubiera ocurrido. De esta forma se evita perder lo que hubieramos perdido sin esta regla.

Si por el contrario ocurre que perdemos nuevamente en esta nueva ronda, habremos perdido esa apuesta inicial. En caso de que la bola volviera a caer en cero, continuaríamos tenienedo la jugada en prisión para el siguiente giro de la ruleta, y seguirá siendo así hasta que la bola caiga en un número distinto a cero en alguno de los giros.

La otra regla que es diferente entre los tipos de ruletas, es la de los cinco primeros, mejor conocida por sus nombres en inglés Five number bet o The basket bet. Esta regla existe únicamente en la ruleta americana y tiene fama de ser una mala opción al momento de apostar.

Cuando un jugador aplica el Five number bet, lo que hará es apostar a los cinco primeros números, que son el 0, 00, 1, 2 y 3 de forma simultánea con una misma ficha, la cuál debe colocarse en el vértice de unión del 0 y el 1 del lado exterior del tablero. En caso de que la bola caiga en esos números, el jugador ganará 5 a 1.

El motivo por el que muchos no creen beneficioso usar esta regla es porque, cuando se aplica, la ventaja de la casa es aún mayor que en las apuestas regulares de la ruleta americana. Como hemos mencionado, la ventaja de la casa es de 5,26%, lo cuál ya de por sí es bastante superior al 2.7% de la ruleta europea. En el caso del Five Number bet o Basket bet, esta será del 7.9%, lo que apoya aún más el hecho de que la ruleta europea es más ventajosa para el jugador.

¿Cuál implica una mejor experiencia de juego?

Jugar a la ruleta no se trata únicamente de ganar, y en general, no lo hacemos basándonos netamente en la retribución económica que podría significar. Es principalmente una herramienta de entretenimiento y disfrute, que nos ayuda a pasar el tiempo de una manera agradable y llena de sensaciones por la adrenalina que produce el estar arriesgando dinero y la expectativa que genera el azar. Por este motivo, no es sólo interesante analizar las diferencias entre la ruleta americana y europea en términos de cuál es la que presenta más probabilidades de ganar, sino que podemos también evaluar cuál es la que nos proporcionará una mejor experiencia de juego, esto basándose en las diferencias que hacen que una sea más intensa que la otra, que permita más variables a tener presentes y en definitiva, que asegure un mayor disfrute.

Muchos jugadores prefieren a la ruleta americana, a pesar de que implique menos posibilidades de ganar, debido a dos factores relevantes: ésta tiene un juego mucho más ágil y el tiempo de espera entre las rondas es mejor. Por eso, la elección de una u otra puede depender también de la personalidad del jugador. Si eres una persona ansiosa, no hay dudas que te sentirás más cómodo en una partida de ruleta americana con los ritmos más acelerados.

ruleta americana

La elección de la ruleta americana también es válida para quien disfruta realmente de arriesgar, y en este sentido no le importe que la ventaja de la casa sea mayor, el hecho de tener más variaciones de apuestas resulta más emocionante y se cumple la regla de “a mayor riesgo, mayor premio”. Sin duda son muchos los jugadores atrevidos que prefieren el desafío que conlleva tener el doble cero.

Otro factor que suma a la experiencia de juego y que nuevamente nos inclina a la ruleta americana es el color de las fichas. En el caso de la ruleta europea, todos los jugadores reciban fichas del mismo color, lo que hace que en ocasiones sea complicado recordar dónde se pusieron las apuestas. Sin embargo, en la ruleta americana, los apostadores reciben fichas de diferente color, lo que ayuda también a que el repartidor pueda recordar fácilmente las apuestas, aportando a generar una más distendida experiencia.

El tapete donde se colocan las fichas también difiere y podría influir, aunque en menor medida, en la experiencia de juego. Éste es más pequeño en la ruleta americana, por lo que muchos consideran que es más cómodo para realizar las apuestas.

Conclusión

A modo de conclusión final, una vez que hemos analizado las más importantes diferencias entre la ruleta americana y europea, podemos puntualizar que si lo que nos interesa es únicamente cuál presenta más posibilidades de ganar y menor riesgo, deberíamos sin dudas elegir la ruleta europea. Sin embargo, si tenemos en cuenta otros factores que hacen a la experiencia de juego, podemos decir que la ruleta americana al ser más arriesgada y presentar más posibles variantes resulta más emocionante. Por lo que seguramente a la hora de elegir pongamos en la balanza y la definición dependerá del interés particular del jugador que está tomando esta decisión.

En definitiva, en cualquiera de las dos versiones, la ruleta nos brindará emociones y aventuras, siendo uno de los juegos de azar más apasionantes.